Saturday, June 16, 2018

Desayuno con Chanel

LBD por Coco Chanel
Vogue (Octubre 1926).

Sé que estáis pensando en esa película… “Desayuno con Diamantes” (aquí una ferviente admiradora de la maravillosa Audrey Hepburn). Y también sé que estáis pensando en ese inolvidable Little Black Dress (de ahora en adelante será mencionado como LBD) diseñado por Hubert de Givenchy (1927-2018). La escena de Miss Hepburn desayunando delante de Tiffany´s en ese icónico vestido ha pasado a formar parte de nuestra memoria por siempre jamás. Bueno, estoy empezando a divagar mucho, así que vamos al tema,  ya que el motivo central de este blog no es ese LBD (¡ja, os pillé!), sino el boceto que diseñó Gabrielle “Coco” Chanel (1883-1971) y que apareció en el Vogue USA en Octubre de 1926. Una fecha para recordar en los anales de la Historia de la Moda.




Gabrielle "Coco" Chanel
(1883-1971).
Aunque el color negro se había usado con frecuencia en la época victoriana y eduardiana para los vestidos de luto (y poco más), Chanel llegó, vistió y venció (casi como Julio César) con esta creación de crepé de China (seda, por supuesto), mangas largas y estrechas, y un collar de perlas blancas que le daba ese toque… ¡chic! Ahí dijo Coco años más tarde: “ Yo impuse el negro. Todavía es un color fuerte hoy en día. El negro arrasa con todo lo que hay a su alrededor”. Ciertamente se la puede considerar una visionaria. Ella marcó un antes y un después en el mundo de la Mode, y casi un siglo más tarde el LBD se ha reinventado miles y miles de veces (¿quién no tiene uno en su armario?). Su propuesta fue muy bien recibido en esos locos años 20, ya que las mujeres estaban buscando una forma de vestir más liberada que las recatadas décadas anteriores. El LBD fue simplemente perfecto para ellas. Era sencillo y asequible para todos los bolsillos, y era, sobre todo, elegante.



Audrey Hepburn en
"Desayuno con Diamantes" (1961).

Y años más tarde, Christian Dior (1905-1957) no hizo sino corroborar que el LBD era necesario (sí, necesario) en el vestuario de cada mujer: “Puedes llevar negro a cualquier hora del día o de la noche, a cualquier edad y en cualquier ocasión. Un vestido negro es la cosa más esencial en el armario de una mujer”. Así hasta nuestro días y con Audrey Hepburn como emblema (al menos para una servidora) del pequeño vestido negro. Si no tienes uno… ¡siempre estás a tiempo! ¡Y ponte unas perlas!

¡Os veo la semana que viene, amantes del vintage!




No comments:

Post a Comment