Saturday, August 25, 2018

Los Caballeros Las Prefieren Rubias

Marilyn Monroe y William Travilla
probando un vestido.

Que Marilyn Monroe (a partir de ahora será MM) fue un icono es algo que ya sabemos todos. Su influencia fue algo palpable desde el inicio de su carrera como actriz hasta el último día de su corta vida. MM era una equilibrada mezcla de inocencia y elegante sensualidad que traspasaba la pantalla del cine y la hacía cercana a sus millones de fans alrededor del mundo. Pero para llegar a ser lo que fue necesitó algo de ayuda, y una de las personas que más contribuyó a su auge fue William Travilla (1920-1990). De él y su relación con la adorada rubia vamos a hablar (él también las prefería rubias).






MM en "La tentación vive arriba" (1955).
Era el año 1952, Mr. Travilla trabajaba como diseñador de 20th Century Fox y le fue asignado realizar el vestuario de la película "Niebla en el alma" que tenía como protagonista a MM. Fue la primera de las ocho películas en las que este fabuloso tándem trabajaría juntos (incluso se dice que hubo más que una relación profesional, pero eso no es asunto nuestro). De todos los diseños que este californiano creó con MM en su mente, el más conocido fue el espectacular vestido blanco que nuestra rubia explosiva favorita llevaba en la ya icónica escena de “La tentación vive arriba” (1955). Así el momento en que un golpe de aire proveniente de la rejilla del metro levanta el archiconocido vestido y las piernas de MM se muestran en todo su esplendor... ese momento forma parte de la Historia del Cine (¿alguna ha tenido la tentación de hacer lo mismo? Sólo curiosa por saber). El vestido en cuestión estuvo bajo llave tras la muerte de Miss Monroe en 1962. Décadas más tarde con el fallecimiento de Travilla también, se subastó por 5.6 millones de dólares (¡da vértigo esta cifra!, pero supongo que esta obra de parte vale la pena). De su creación, Travilla dijo: "Quería que Marilyn pareciese fresca y limpia en el calor de Nueva York, pero también guapa, divertida e inocente, casi ajena a su atractivo" (y ciertamente lo consiguió con creces).



¡Ah! y no podemos olvidar otro de sus grandes diseños: el maravilloso vestido de satén rosa que MM llevaba en “Los caballeros las prefieren rubias” (1953) mientras cantaba “Los diamantes son los mejores amigos de una chica” y contoneaba su sensualidad aquí y allá sabiendo que el mundo se quedaría sin habla. (y así fue). Travilla vistió a Marilyn Monroe como nadie. Sabía cómo resaltar sus encantos y ella sabía cómo usarlos. Él hizo a Marilyn un icono de la moda, y a día de hoy sigue siendo una de las mujeres más admiradas, no sólo por su vestuario, sino también por su natural talento, sus películas son simplemente maravillosas, y él las hizo aún más maravillosas.


MM en "Los caballeros las prefieren rubias" (1953).


¡Os veo la semana que viene, amantes del vintage!




No comments:

Post a Comment